GABRIEL V.

//GABRIEL V.

Cuando llegué al curso de Libres en Cristo, venía en crisis por la culpabilidad y consecuencias de mis pecados, estaba frustrado de no poder vencer mis pecados sexuales de la masturbacion, fornicacion , uso de pornografia y lujuria en mi vid. Supe que tenía que hacer algo radical si de verdad quería que algo sucediera. Ahora sé que ese impulso venia de Dios que seguía atrayéndome a Él por su gran amor.

Asistí a un evento de restauración sexual y comenzó a suceder algo en mí, pues acepté que necesitaba resolver esta situación. Pero fue hasta que reconocí mi pecado con un amigo y decidí entrar al curso, fue que las cosas empezaron a cambiar. De ahí han sucedido cosas hermosas y cambios que ahora son un tesoro para mi vida. Dejé de confiar en mis actos y aciertos para convencer a Dios de que no era tan malo, ahora descanso en la obra de Cristo y que solo por El soy salvo.

Ha vuelto la esperanza en varias áreas de mi vida, ya que mi Dios ha echado mis pecados a lo más hondo del mar y no se acuerda nunca más de ellos. Sé que hay libertad en Cristo para no obedecer los hábitos pecaminosos, la esperanza de una vida mejor en santidad y poder tener una esposa a la cual también honrar con la vida libre en Cristo.

La culpabilidad ha desaparecido aunque a veces vienen todavía luchas leves; y ese temor a perder prestigio por ser un líder de mi iglesia es cada vez menos importante, porque estoy animado a ser auténtico y honesto en lo que viví y estoy viviendo en Cristo. Y sobretodo lo que voy a vivir en El, una vida en libertad y confianza en Él. Mas yo sé en quién he creido y sé que tiene el poder para guardar hasta aquel día lo que le he confiado 2 Tim 1:12.

2017-11-14T10:09:23+00:0014 noviembre, 2017|
¿Necesitas Ayuda para ser libre del pecado sexual?
Inscríbete hoy en nuestro programa de consejería en línea.
Empieza haciendo clic aquí