FREDY M.

Bueno para empezar mi problema con la pornografía inició cuando yo tenía aproximadamente entre 9 y 10 años, en ese momento yo me encontraba jugando en un parque y vi un naipe de pornografía y tal y como lo habla en el curso eso despertó en mi cerebro la idea de estar viendo pornografía. Si bien ahí no se desarrolló, cuando uno hace una introspectiva dentro del curso me di cuenta que fue en ese momento y como esa primera imagen afectó por completo mis deseos, incluso de lo de lo que deseo al momento de estar teniendo relaciones y como eso había realizado ya una programación en mi cerebro.

Posteriormente yo seguí mi vida normal hasta cierto punto y cuando llegué al colegio fue que ya tuve mayor contacto con otros compañeros. Y estos mismos dentro de bromas y otras cosas pues distribuian material pornográfico en el colegio. Si bien la pornografía no era mi principal problema, lo que sí se volvió un problema para mí fue la masturbación, a los 13 años fue la primera vez que me masturbé y posteriormente a eso prácticamente siempre viví con esa adicción.

Yo pensaba que cuando me casara está adicción iba a terminar, más no fue así ,si bien tuve cuadros de mi vida donde lo pude dejar por un tiempo, este pecado recaía en mí. Pese a que crecí en un hogar cristiano y bajo principios cristianos conociendo la Palabra del Señor desde pequeño, recibiendo al Señor desde pequeño, teniendo contacto con material que me ayudaba mi corazón se fue endureciendo de tal manera que yo no ponía atención a esto y todo se volvía en un ciclo repetitivo de me siento mal y pido perdón. Pero al día siguiente estaba haciéndolo nuevamente. Porque digo que me siento mal, por qué era eso sentirme mal porque realmente no estaba arrepentido de lo que hacía, sino que sólo me sentía mal conmigo mismo de volver a caer y volver a caer y seguir reincidiendo con lo mismo.

Todo esto me llevó a modificar mi carácter y fue impresionante cuando leí las modificaciones que causa este tipo de problemas en el carácter y ver cómo me reflejaba, como que fuera en un espejo. El hecho de siempre estar a la defensiva, de ser una persona agresiva, de tratar de echarle la culpa a las demás era mi día a día. Entonces poco a poco tal y como también lo dice en el curso, uno va perdiendo ya la conciencia o la razón de que es lo que está haciendo y pierde inclusive el temor a que lo descubran. Uno pierde por completo la noción de que está siendo puesto, al extremo que ya mi esposa empezó a encontrar en mi teléfono precisamente todo este material y pues era bien complicado al principio decirle mentiras, mentiras y mentiras y tratar de justificarme; volver a lo mismo y tratar de hacerla ver a ella como tonta.

Por misericordia de mi Dios ya no he vuelto a ver pornografía ni a sentir los deseos de masturbarme y creo que la parte más fuerte para mi vida fue que a raíz de todo esto Dios empezó a trabajar mucho mi corazón. Trabajó mucho lo que era el perdón, sanidad de muchas otras heridas que traía en mi vida y fue así como Dios fue dandome frutos del Espíritu. Siento que uno de ellos ha sido El dominio propio, porque yo inclusive también tenía problemas para controlarme con la comida, ya tenía un problema muy fuerte de sobrepeso.

Pero gracias a Dios y para la gloria de Él a partir de todo este proceso, este año Dios me ha ayudado también inclusiva en eso. Actualmente peso 35 libras menos de lo que pesaba y todo sea para la gloria de Dios todo sea para hacer mas grande su nombre. La verdad era otra área en mi vida que me estaba costando, cuando uno le abre la puerta a Dios para que empiece a sanar su corazón, El sana todo, no sólo un área por acá un área por allá sino que lo sana todo.

Para la gloria de Dios actualmente me encuentro sirviendo nuevamente en la iglesia, me siento mas conectado con Dios, pero igual tomando mi cruz cada día y siguiéndole porque los canales neuronales que uno por tantos años formó, no se borran de un día para otro. Entonces luchando todos los días, tratando de evitar al máximo todo lo que puede causar foco de contaminación y siendo muy radical. Para ser honesto yo me tardé más en realizar este curso porque al momento de hacer mi corte radical como lo establece el curso lo corté realmente y me quedé hasta sin forma de realizar el curso, porque eliminé el teléfono por completo, no tenía en donde realizarlo, adquirí un teléfono sencillo, no tenía acceso a internet en el trabajo, ni en la casa ni en ningun sitio. Inclusive pasé algunos meses sin servicio de cable. Cuando decidí realizar el corte radical, si fue bien radical, y por ellos me atrasé realizando el curso.

Para la gloria de Dios el día de hoy lo estoy terminando y yo me declaro libre en Cristo, yo confieso con mis labios que soy libre en Cristo y que todo es para la gloria de Dios.

2018-12-10T12:35:28+00:0010 diciembre, 2018|
¿Necesitas Ayuda para ser libre del pecado sexual?
Inscríbete hoy en nuestro programa de consejería en línea.
Empieza haciendo clic aquí