ESTEBAN ADRIAN G.

//ESTEBAN ADRIAN G.

Inicié en mi adicción a la pornografia a los 11 o 12 años, como había nacido en una familia Cristiana sabia que estaba muy mal lo que hacia. Durante la adolescencia viví una doble vida en la iglesia y sumergido en la adicción. Muchas veces intenté salir por los propios medios, no pasaba mucho tiempo hasta que volvía a caer. Era terrible el dolor, sentía decepción de mi mismo, jamás tomé mas responsabilidades dentro de la iglesia por ese motivo.

Un orador invitado a nuestra iglesia dió un curso, en ese tiempo, sin yo saberlo el percibió ciertas cualidades mías y sugirió a uno de mis líderes que hablara conmigo. Eso sucedió, no mucho tiempo después conversamos y pude confesarle mi lucha perdida en ese entonces.

Fue difícil al momento, uno se encierra en orgullo y no quiere que los demás conozcan lo malo de el, pero entendí con este curso que Dios lo usa todo para su gloria.

Anteriormente luchaba solo, sin herramientas y confiando en mis fuerzas. Había llegado a un punto en donde casi me castro a mi mismo, estaba hundido en dolor y en depresión por una vida maltrecha. Ser libre del pecado liberó mi alma por la Gracia inmerecida de Dios. Hoy ya hacen unos meses que vivo en sanidad y santidad espiritual.

2019-01-07T12:26:17+00:007 enero, 2019|
¿Necesitas Ayuda para ser libre del pecado sexual?
Inscríbete hoy en nuestro programa de consejería en línea.
Empieza haciendo clic aquí