ALEXIS

Habían vicios en mi corazón que cada cierto tiempo volvían y me entregaba a ellos, como por ejemplo la fornicación (siendo soltero) y la pornografía y la masturbación (siendo casado).

 

 

Yo viví una vida desordenada hasta los 20 años de edad, hasta que Dios me encontró y me hizo su hijo, sin embargo habían vicios en mi corazón que cada cierto tiempo volvían y me entregaba a ellos, como por ejemplo la fornicación (siendo soltero) y la pornografía y la masturbación (siendo casado), yo creía que estaba bien masturbarme porque había aprendido que mientras lo hiciera imaginando a mi esposa estaba todo bien, hablo ya estando casado, sin embargo eso hacía que cada vez estuviera mas lujurioso.

Llevaba aproximadamente unos 3 a 4 meses sin masturbarme y sin mirar pornografía, y conocí de este ministerio de Libres en Cristo a través de una prédica del Dr. Marroquín que llegó a mis manos, decidí someterme a los test en línea de Libres en Cristo, y respondí honestamente como estaba viviendo en esos meses, y los resultados del test arrojaron que yo no tenía una sexualidad destructiva, sin embargo algo me decía en mi corazón en lo más profundo que me inscribiera en el Curso de Libertad Pura y me examinara más profundamente, sin duda fue el Espíritu Santo de Dios, así que me inscribí, y volví a hacer los test, como si yo estuviese hacía unos 8 años atrás, cuando pequé de lo más feo siendo cristiano y soltero, y después de responder esos test, el resultado fue distinto, y me decían que yo tenía un habito que me mantenía cautivo, así que estaba más contento de haberme inscrito en el curso.

Yo justificaba mi pecado diciendo que como veía aproximadamente una vez al mes pornografía y solo casualmente y no “buscándola”, que mentira no? la veía tarde en la noche y siempre que mi esposa dormía a través del cable, sin embargo a veces mi esposa me sorprendía y siempre me decía que estás viendo, y me exponía en el pecado, gracias a Dios por mi esposa. Debo aclarar que nunca compré una revista, no vi más de 5 películas pornográficas, no me masturbe más de 30 veces en más de 30 años de mi vida, así que justificaba mi pecado así, nunca almacené material pornográfico, pero aún así el Señor a través de su Espíritu me llevó a examinarme aun más profundo mostrándome todo mi egoísmo y egocentrismo, que era la causa de mi pecado.

Hoy ya llevo aproximadamente 9 meses viviendo en libertad, y quiero decir y recomendar este curso, ya que él hace que te examines aún más y a través de la exposición a su palabra somos confrontados muy sabiamente, quiero decir que comprendo que aunque este curso no te cambia, si no que lo hace Dios, pero si quiero decir que sin este curso Dios no me hubiese cambiado, porque él me ha ayudado a examinarme cada día más.

Hoy puedo decir que cada día Dios me permite darle toda la gloria que merece, y puedo presentar mi cuerpo en un sacrificio vivo, santo y agradable a Dios. Gracias a mi compañera de Responsabilidad (mi esposa), gracias a Edwin Herrera (mi mentor), gracias al Dr. Marroquín, por sus audios, pero especialmente gracias a Dios, a quien le debo todo lo que soy. Amen.

2016-10-16T19:46:48+00:008 junio, 2011|
¿Necesitas Ayuda para ser libre del pecado sexual?
Inscríbete hoy en nuestro programa de consejería en línea.
Empieza haciendo clic aquí